CGT cifra en un 70 % el seguimiento de la huelga en Renfe

Diagonal
26/12/14

sample_67u0621

Las asambleas de afiliados de las distintas secciones sindicales de Renfe y Adif de CGT, que convocaron una huelga de 23 horas para este hoy jueves 26 con motivo de la falta de respuesta en torno a sus reivindicaciones, cifran en un 70% el seguimiento del paro en el turno de la mañana por parte de los trabajadores. Sin embargo, la compañía rebaja la cifra a un 0,75%, asegurando que tan sólo se han sumado 65 empleados a la huelga de un total de 9.000 empleados.

El secretario de acción sindical del sector ferroviario de la central sindical, Andrés Álvarez, apunta que hay provincias como Valencia en las que el paro ha sido secundado por un 80% de la plantilla, aunque matiza que el puente ha podido ser favorable a los huelguistas. Para el turno de tarde, que comienza a las 15 horas, Álvarez espera un seguimiento similar, en torno al 70% de media en todo el Estado, con lo que considera un “tremendo éxito” la convocatoria. “Llevamos desde 2013 de movilizaciones contra esta privatización y con esta huelga procuramos no sólo decir a la empresa que no estamos de acuerdo, sino que buscamos sensibilizar a la opinión pública de un tema importantísimo, que la sociedad sepa qué está pasando con su ferrocarril”, declara el trabajador.

Las secciones sindicales exigen la unificación de las empresas Renfe y Adif “en defensa de un ferrocarril público y social”, el ingreso de nuevas personas trabajadoras “sin precariedad laboral”, la “integración plena” de los trabajadores de Feve, el incremento de los coeficientes reductores en la edad de jubilación y la ampliación a otras categorías para obtenerlo, la devolución de la paga extraordinaria retenida de diciembre de 2012, incrementos salariales para 2015 y posteriores años, el abono del 100% del salario por incapacidad temporal, una puesta por la inversión en el ferrocarril convencional –utilizado por el 97% de la población– y rechazan la entrada de operadores privados en el Corredor de Levante.

Desde el sindicato denuncian que en los últimos años la inversión en Líneas de Alta Velocidad ha sido inversamente proporcional al número de viajeros transportados, “el 2% de los viajeros con el 87% de las inversiones, mientras el 13% del presupuesto debía cubrir las necesidades del 98% de las usuarios”, apuntan. Así, aseguran que se han gastado 83.000 millones de euros en la construcción de 3.000 km de vías de AVE, cifra que el Gobierno quiere ampliar a 10.000, lo que costaría, según CGT, 300.000 millones sólo en la construcción de vías.

Además, destacan que la división de Adif y Renfe pretende “encubrir el saqueo de las empresas públicas”, siendo la única finalidad de esta operación “entregar a las constructoras la gestión de las líneas y las empresas divididas que sean rentables mediante un sistema concesional y aportaciones públicas para garantizar beneficios privados, dejando el resto de líneas en manos públicas para engrosar las perdidas, facilitando y justificando así, cierres y liquidaciones”.

Por todo ello, desde CGT denuncian “el acoso al ferrocarril público” en lo que consideran “una nueva estafa a la población, con la que se pretende, sin rubor, sociabilizar las perdidas y privatizar los beneficios, con lo que se crearía una dependencia mayor de los recursos del estado, pero que no revertirán en los usuarios”.

Esta entrada fue publicada en Acción Sindical, Ferroviarios, Huelga. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *